jueves, 18 de febrero de 2010

El riesgo de la torpe actitud de un comandante


Nuevamente la “chicana” jurídica militar, adoptada por un comandante, impide que la justicia boliviana indague acerca de los desaparecidos durante las dictaduras. Son varios meses en los que el ministerio publico, los familiares de los desaparecidos y otras instituciones vienen haciendo todo tipo de intentos por ingresar a los archivos “secretos” de las Fuerzas Armadas para establecer algún indicio que lleve al esclarecimiento de múltiples asesinatos y desapariciones forzadas ocurridas en nuestro país.
A la par, ya van cuatro años en los que el nuevo régimen esta intentando lavar la imagen de las FFAA, a través de la otorgación de tareas de desarrollo y seguridad que antes no las hacían, en un esfuerzo por devolverle la credibilidad a esta, como una institución que es parte de su sociedad y que trabaja para ella.
Sin embargo este tipo de actitudes como las de ayer miércoles, de un comandante que no ha comprendido el nuevo momento que vive nuestra nación, entorpeciendo las labores de la justicia que tiene el objetivo de esclarecer un capitulo nefasto de nuestra historia y que además constituye una demanda de la población boliviana urgente.
¿Pero qué es lo que no ha comprendido este comandante?. La sociedad boliviana y la comunidad internacional ya no tienen en su imaginario el permitir el ascenso de un régimen militar de facto mediante el uso de las armas al gobierno de una nación, por lo tanto si es que esta persona cree que va a proteger a sus predecesores bajo el concepto de que en algún momento esto puede volver a suceder aquí, esta absolutamente equivocado.
Si, por otro lado nuestro comandante cree que sus decisiones están por encima de la justicia boliviana, argumentando que las FFAA son una institución”aparte” donde el comandante es el monarca, esto devela la ausencia del mas mínimo criterio institucional y patriótico.
Esperemos que esta actitud “aislada” de un comandante de no haber permitido el ingreso del fiscal que investiga la desaparición o muerte de varias personas durante la dictadura, no opaque la imagen remozada que se le esta intentando atribuir a las FFAA del nuevo Estado Plurinacional de Bolivia.

1 comentarios:

Marco Antonio dijo...

Los militares comprometidos en la represión en el período de las dictaduras, todavía tienen influencia en los mandos actuales, y muchos tienen a sus hijos y nietos ahora en la institución castrense. Continua existiendo esa Casta Militar no?